1300x551_ARS6_D_151004.jpg

El tren de rodaje RS

El Audi RS 6 Avant está preparado, es ágil y atlético. La suspensión neumática adaptativa, de serie, RS-fit es la clave para una estabilidad direccional excepcional, una excelente agilidad y una respuesta precisa de la dirección. La conducción es dinámica de principio a fin, como en un circuito de carreras.

Gracias al eje delantero de cinco brazos en combinación con el eje trasero de brazos trapezoidales con soporte de ejes con cojinete elástico, estabilizador tubular y muelles de acero, el Audi RS 6 Avant mantiene de forma fiable la línea y toma las curvas con confianza y facilidad. Muchos de los componentes del vehículo son de aluminio para reducir el peso.

La combinación de la adaptive air suspension sport y el sistema de amortiguación regulable RS rebaja 20 milímetros la carrocería. Así, la conducción permanece constantemente deportiva, sea cual sea la carga transportada.

La suspensión deportiva RS plus con Dynamic Ride Control (DRC) está disponible opcionalmente. El diferencial trasero deportivo regulado electrónicamente distribuye de forma variable la tracción entre las dos ruedas traseras, en función de cada situación de conducción. Los amortiguadores están interconectados en diagonal por líneas de aceite y una válvula central cada uno. Siempre que los amortiguadores se comprimen en diferentes grados - por ejemplo, en las curvas a velocidad - las válvulas actúan sobre el flujo de aceite en el borde comprimido. Esto produce un apoyo más contundente, la reducción de la inclinación lateral y aumenta el placer de conducción.

La dirección asistida electromecánica RS epecífica para curvas ofrece deportividad y dinamismo adicional. Su posición baja significa que las fuerzas de dirección se distribuyen directamente a las ruedas, produciendo una respuesta de la dirección espontánea.